Seleccionar página

De acuerdo con la doctrina libertaria, existen tres principios fundamentales para las personas, el derecho a la vida, el derecho a la libertad y el derecho a la propiedad privada… todo los demás derechos que conoces son inventos y buenos deseos, aunque estén en una mentada constitución (si te interesa se les conoce como derechos positivos).

Esas ocurrencias generalmente son creadas por políticos, políticos que lo único que quieren es mantenerse en el puesto que han ganado a través de tu voto, es decir, que van a decir lo que quieres escuchar y tratarán de cumplir tus caprichos volviéndolos leyes. Pero hay un problema con estas ocurrencias llamadas derechos, no son gratuitos, cuestan dinero y quien las paga eres tú, yo y el resto de personas que estamos obligadas a entregar parte de la riqueza que generamos. El estado nos llama contribuyentes.

La educación es uno de estos derechos y está “salvaguardado” en la constitución y es una de las peores ocurrencias que se ha impreso en ella. No me mal interpretes, yo no estoy diciendo que no deba haber educación base y disponible a bajo costo para aquellos que no pueden costearla, lo que estoy diciendo es que EL GOBIERNO ES UN MAL EDUCADOR.

Las escuelas no son centros de cultura ni de creatividad, innovación y mucho menos de educación. Son monumentos a la idolatría al gobierno, son centros de acondicionamiento al priismo, a la mentalidad perdedora y al rentismo (cuando alguien quiere vivir sin trabajar), son fábricas de socialistas.

A los estudiantes no se les enseña nada, pasan el tiempo escribiendo y memorizando y podría mencionar mil defectos más que tiene el modelo de los planes educativos, pero ese no es el problema. La razón de la pésima educación es que la gran mayoría de los colegios son públicos, no tiene competencia ni la practican entre ellos.

Está bien que el estado quiera participar en el mercado educativo, pero afrontémoslo con inteligencia ES UN PÉSIMO PROVEEDOR DEL SERVICIO. Los maestros son malos (no per sé), las instalaciones son malas, los programas son malos y la administración es muy mala ¿cómo esperamos que mejore la educación cuando este es más del 60% del mercado? ¿cómo esperamos que haya mexicanos más inteligentes si la mayoría se educan en estas escuelas?

La razón por la que las personas buscan que sus hijos estudien en colegios particulares no es porque sean buenos, sino porque tratan de ofrecer servicios diferentes entre ellos, porque compiten y porque prefieren contratar profesionales académicos a los antiguos profesores de normales-rurales o de normales-urbanas, que sólo saben seguir los instructivos de la SEP.

EL GOBIERNO NO SÓLO OBLIGA A QUE LOS POBRES ESTUDIEN EN MALAS ESCUELAS, sino que hace que los demás las paguemos. Es imposible que un gobierno pueda administrar la educación de millones, es un monopolio perverso.

Insisto, no estoy diciendo que que no haya universidades públicas, hay unas de excelente nivel como el Colegio de México. Lo que propongo es que los recursos educativos lleguen directamente a los padres de los niños y jóvenes y que sean ellos los que decidan dónde estudien sus hijos.

Es un esquema exitoso que se ha implementado en economías libres europeas y en nuestro continente un ejemplo de esto es Chile. En México mismo tenemos los programas de guarderías subrogadas que permitió a millones de mujeres trabajar y tener a sus hijos en atención. Quizá no son las mejores hoy, pero son mil veces mejor que las espantosas guarderías del IMSS, que estaban a punto de colapsar.

Llama ahora

VIDEOLLAMADA

VIDEOLLAMADA

quick-connect-logo
CONEXION INSTANTANEA